Apuntes sobre el desarrollo renovable en Canarias y su potencial

En la entrada blablabla se analizaba someramente lo que el PECAN (Plan Energético de Canarias) proyectaba para los años venideros en cuanto al desarrollo de las energías convencionales y renovables del archipiélago. La conclusión era que el potencial teórico renovable era ciertamente envidiable, pero en la práctica, una regulación que no propicia las inversiones necesarias en materia renovable, una serie de restricciones técnicas de interconexión de los sistemas finitos que constituyen las islas, y la política seguida por el Ministerio, conlleva finalmente a la situación actual de Canarias: un escenario propagandístico de energías renovables, que paradójicamente aportan únicamente un 7% de la generación eléctrica.

De hecho, según el Informe del Sistema Eléctrica de REE, publicado en el mes de Junio, el balance eléctrico de Canarias fue como sigue:

canarias2012

Es loable que el PECAN persiguiera objetivos ambiciosos para reducir la dependencia energética y fomentar el aprovechamiento de los recursos renovables que posee, pero cuando la consecución de esos objetivos resulta vergonzante (de lo lejanos que han quedado), la mejor estrategia no pasa por revisar el Plan y reducir los objetivos para “acercarlos” a las cifras conseguidas. También es cierto que el RD 1/2013 redujo las perspectivas de la inversión a la mínima expresión, pero aún así, y con el marco regulatorio actual, Canarias puede darse por afortunada, puesto que contará con un ‘régimen singular’ de retribución, según el ministro Soria.

Por otro lado, los costes extrapeninsulares no han dejado de aumentar en los últimos años. En Canarias concretamente, de unos 300 M€ en 2005 a más de 1.200 en 2011. Las razones: cambios de combustible (de fuel a gasoil), una remuneración de la generación en función de un sistema de cálculo realizado sobre estimaciones y no sobre costes reales del sistema (auditables), obsolescencia e ineficiencia de los grupos de generación convencional, etc. Tiene que ver también el sistema de retribución, diferente al de la península, que se basa en el sistema de despacho y se retribuye teniendo en cuenta fundamentalmente la producción y la potencia instalada (a modo de aseguramiento del suministro).

Canarias está compuesta por 6 sistemas eléctricos independientes, solo están conectadas Lanzarote y Fuerteventura mediante cable submarino. La distancia y sobre todo la profundidad entre islas hace técnicamente inviable la conexión en la provincia de Santa Cruz de Tenerife (el rango va de 3.000 a 5.000 mts.). Está planteada la posibilidad de conexión de Gran Canaria con el sistema Lanzarote-Fuerteventura. Las islas de La Palma, La Gomera y El Hierro no disponen de redes de transporte, así que la distribución y la generación es gestionada por el mismo grupo, ENDESA,  mediante grupos convencionales. Para Red Eléctrica, el operador del sistema, las renovables suponen un problema por su variablidad, lo que no dicen es que podría mejorarse su integración con el desarrollo del autoconsumo y la reconstrucción de las redes hacia un modelo de generación distribuida, con menor coste por tener menos necesidad de costosas infraestructuras de transporte y distribución.

‘Estudio de viabilidad técnico y económico para garantizar un nivel de autosuficiencia energética óptimo en Gran Canaria, con máxima penetración de energías renovables’

Elaborado por un equipo investigador encabezado por el catedrático de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), Roque Calero, se apunta la posibilidad de poder integrar hasta el 65% de energía renovable,  si bien desde RICAM dicho porcentaje podría ser superior aplicando algunas soluciones adicionales; pero en el estado actual de las infraestructuras y modos de operación, la integración nunca podría ser mayor al 17%, según sus estimaciones (y solo en las islas capitalinas -Tenerife y Gran Canaria), dado que las restricciones técnicas impuestas por las características de los sistemas insulares imposibilitan la integración. De hecho, en el caso de Canarias, el telemando y la telemedida se exigen en instalaciones renovables o sus agrupaciones a partir de 1 MW, cuando en el resto de España se sitúa en 10MW, lo que revela a las claras las fuertes limitaciones a la hora de la integración de potencia.

Las propuestas de RICAM, orientadas a reducir el extracoste del sistema canario, reducción del déficit de tarifa, armonizar la retribución a favor de las tecnologías de menor coste (eólica y fotovoltaica), evitar el sistema Feed-in-Tariffs, así como avanzar hacia un sistema de ‘cuasi-mercado’, en consonancia con la políticas europeas de energía.

La serie de medidas, de forma global, se pueden resumir de la siguiente forma:

– Modificación de la regulación de los SEIs (Sistemas Eléctricas Insulares): establecer un PrF (prima de funcionamiento que complementa al precio medio peninsular) para cada tecnología renovable. Recordar que el precio medio peninsular (PMP) en la península ronda los 0,05-0,06 €/kWh, mientras que en Canarias es de 0,19-0,27 €/kWh.

– Introducción del autoconsumo con balance neto.

– Mantenimiento de los objetivos del PECAN.

– Profundización en los mecanismos de mercado de los SEIs, introduciendo una competencia que reduciera los costes.

– Aplicación del concepto de generación distribuida, lo que permitiría una alta penetración de renovables.

– Mercados de costes variables declarados y auditados.

– Celebración de contratos bilaterales físicos entre productores y consumidores, especialmente útiles a efectos de mayor penetración de renovables en los SEIs.

– Revisión de la retribución por garantía de potencia, adaptándola a la que cada unidad de producción preste efectivamente al sistema, conforme a lo establecido en el artículo 16.1b) de la Ley 54/97.

– Nueva programación para los servicios de reserva de potencia “rodante”, de modo que sean los suficientes para reaccionar ante déficits de potencia, atemperada con criterios de racionalidad económica, debido a los elevados costes de este servicio y a su impacto sobre el conjunto del extracoste y de las posibilidades técnicas de integración de la eólica y solar fotovoltaica, que además cuentan con costes de producción más bajos en las Islas respecto de la utilización de fuentes convencionales.

Más información: RICAM.

Agradecimientos: a Agustín González, de RICAM, por su tiempo, atención y claridad a la hora de explicar la visión de RICAM al respecto del sistema eléctrico canario.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s